• Relatos

    La lámpara mágica

    Jorge y Sergio se encuentran ordenando su habitación. Tienen varias bolsas llenas de todo tipo de cosas. De repente, Jorge abre una bolsa y saca una lámpara de ella. Jorge: Sigo sin poder entenderlo, ¿quién puede comprar una lámpara así? Sergio: No empieces, cariño… Jorge: Bueno, no sé quién es peor, si la persona que la diseña o la que es capaz de comprarla. Sergio habla con voz conciliadora. Sergio: Tampoco es tan fea… Jorge: Sergio, mírala bien. Si tienes valor, contémplala durante cinco segundos. Y ahora, imagínate esa mente maquiavélica, pensando en su habitación: voy a crear una lámpara horrible. Voy a crear un nuevo concepto. La llamaré, la…