Vidas paralelas

Cuando llegué mi madre dormía, por lo que saludé a su compañera de habitación y salí al pasillo a preguntar a los señores de verde cómo iba el día. Por lo visto, tenían todas las camas ocupadas y se preveía una noche intensa, así que no los distraje mucho.
Antes de volver a mi habitación, vi que una chica se acercaba. María, mi gran amor frustrado del instituto, había reconocido mi acento francés inmediatamente. Tras la sorpresa inicial y los dos besos de rigor, nos dimos las malas noticias.

– ¿Quién? – Le pregunté.
– Mi madre. ¿Tú?
– Mi madre también.

Por fin tenía a alguien con quien desahogarme. Alguien que, por desgracia, sabía por qué estaba pasando.

– ¿Cómo estás? – Le pregunté.
– Bien, ¿y tú?
– ¿Esa es la respuesta que le das a todo el mundo?
– Es horrible, ¿verdad? ¿A ti también te pasa?
A mí también me pasaba.

– ¿Qué haces cuando la gente te cuenta sus problemas? – Me preguntó.
– ¿Sus gilipolleces, quieres decir?
– ¿Verdad que sí? – Con voz gangosa, siguió: – “Es una mierda, mi jefe no me valora lo suficiente” ¡Qué pena me das!

Asentí. Sabía perfectamente a qué se refería. Entonces me preguntó:

– ¿Tus amigos te apoyan?
– Ya sabes, hacen lo posible para que esté mejor, pero yo lo único que pienso es que soy una carga, que tienen que estar siempre detrás de mí, esforzándose por sacarme una sonrisa que rara vez consiguen. Jamás me había sentido tan egoísta. Pero lo peor son los iluminados.

– La gente que tiene la respuesta para todo, ¿verdad?
– Sí, los que casualmente no tienen ni puta idea de nada, pero que saben qué debo hacer, cómo debo sentirme o qué es lo mejor para afrontar la situación.
– Lo mejor para afrontar la situación te lo puedo decir yo: mándalos a tomar por culo.

Tras un breve silenció, me preguntó.

– ¿Qué es lo que más echas de menos?
– ¿Qué es lo primero que haré cuando todo esto acabe? Creo que tomarme unas vacaciones. ¿Y tú? ¿Qué echas en falta?
Su respuesta me dejó helado.

– Ya no recuerdo qué es decir la verdad.

Hospital

Publicado en Relatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

No soy un paranoico, ¡sígueme!

@Titoito

¡Suscríbete!